El arbitraje se ha constituido como una forma civilizada de justicia privada, siendo un procedimiento para resolver un conflicto o controversia mediante la fórmula de encomendar la solución a un tercero (persona individual o comisión de personas), escogido por acuerdo de los interesados y ajeno a los intereses de las partes en conflicto.

VENTAJAS DEL ARBITRAJE

  1. El sometimiento de las partes al arbitraje es voluntario: En una disputa se eligen de una lista de árbitros abierta, multidisciplinar y pública, profesionales de reconocido prestigio que puedan actuar como árbitros.
  2. Resolución de conflictos de forma rápida: La nueva Ley de Arbitraje fija el plazo de seis meses como tope para que se resuelva cualquier litigio.
  3. Mismas garantías que el proceso judicial: El procedimiento arbitral goza de la misma fuerza que un proceso judicial. El laudo arbitral tiene la misma eficacia que una sentencia judicial firme.
  4. Árbitros imparciales expertos en su sector: Las partes de cada disputa confiarán su litigio a árbitros imparciales, independientes de las partes y expertos en su sector de referencia.
  5. Ahorro de costes: La implantación del arbitraje en un procedimiento arbitral genera a medio plazo un notable ahorro de costes para las partes gracias a la agilidad procesal del sistema arbitral.
  6. Confidencialidad: Tanto el laudo como el procedimiento arbitral no son públicos, lo que evita que se genere cualquier conflicto posterior.
  7. Fomenta el dialogo y evita ruptura profesional entre empresas o socios que estén en la misma entidad trabajando del mismo sector: Acudir al arbitraje por parte de dos empresas del mismo sector evita terminar con ese posible socio y seguir manteniendo una relación profesional basada en el diálogo y en el respeto mutuo.
  8. Prevención de conflictos graves: La utilidad del arbitraje es indudable. Al obligar a ambas partes que firman el convenio arbitral, sirve para prevenir u resolver conflictos pasados, presentes y futuros.

COMO ACCEDER AL ARBITRAJE

El procedimiento arbitral nace en razón de la Cláusula Compromisoria estipulada por las partes en el contrato, en la cual estas acuerdan que toda diferencia o controversia que resulte del incumplimiento, ejecución, o interpretación del contrato que se suscribe, será resuelto por un Tribunal de Arbitramento. Y también  nace en razón de El Compromiso, este se constituye como un negocio jurídico, por medio del cual -según la Ley 446 de 1998 en su art. 117- las partes involucradas en un conflicto presente y determinado, convienen resolverlo a través de un tribunal arbitral.

sello_calidad1   cae    rues    afiliados